HOME

I. ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN HONDURAS

1733-1847

 

 

1.1. RESEÑA HISTÓRICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN HONDURAS

1733-1847

 

Los orígenes de la educación en Honduras, se remontan al año 1539, cuando Don Cristóbal de Pedraza, "Protector de los Indios" en la ciudad de Gracias a Dios, abrió la primera escuela parroquial para enseñar la doctrina cristiana y las primeras letras del alfabeto; contando con el cura párroco, Presbítero Alvarez, para impartirla.

 

Veinticinco años después, el ilustrísimo Señor Obispo Fray Jerónimo de Corella abrió en Comayagua, la cátedra de Gramática para los hijos de los vecinos y conquistadores.

 

Durante la época colonial, para fundar una Universidad se requería reunir una renta cuantiosa y permanente y además contar con un número de personas competentes a fin de servir las cátedras, estos requisitos hicieron casi imposible el surgimiento de instituciones de educación superior.

 

Posteriormente en 1602, a instancias de Fray Gaspar de Quintanilla y Andrada Obispo de Honduras, se abrió una cátedra de Gramática Latina, en la ciudad de Comayagua que fue erigida y fundada por Real Cédula de Felipe II el 29 de septiembre de ese mismo año. Se nombró para desempeñarla al Presbítero Fray Esteban Verdelete, quien la sirvió sin la renta estipulada de doscientos pesos situados en el pueblo de Colopele de la jurisdicción de Gracias a Dios, pidiendo a cambio que se le erigiese un altar portátil, ornamentos y vasos sagrados.

 

Siempre en la ciudad de Comayagua en 1662, el Obispo Fray Alonso de Vargas y Abarca fundó el Colegio San Agustín, que surgió como Colegio Seminario con clases de Gramática Castellana y Latina, Matemáticas, Historia y Teología y estableció la cátedra de Moral para la formación de clérigos.

 

El Obispo Fray Antonio López de Guadalupe llegó a Comayagua en 1731 y comenzó la construcción de un edificio adecuado para el Colegio Seminario, que fue concluido en 1733. Ese mismo año fue solemnemente inaugurado el edificio del Colegio Tridentino, cuando ya se habían establecido las cátedras de Latinidad, Cánones y Matemáticas. Este hecho marca el origen de la educación superior en Honduras. Este prelado fundó la cátedra de Filosofía que con las de Gramática y Moral dieron cuerpo a la enseñanza, además dió las constituciones necesarias al nuevo centro de enseñanza logrando que por Real Cédula de 7 de noviembre de 1738, S.M. autorizara la nueva cátedra y la dotara con doscientos pesos que debiera percibir el Presbítero José Simón de Zelaya, constructor de la bella catedral de Tegucigalpa quien había sido nombrado titular. En el colegio Tridentino el título de catedrático se le otorgaba a los que contaban el grado académico de doctor y el de profesor a los que tenían un grado menor.

 

Fray José Antonio Murga vino de Guatemala a Tegucigalpa en 1804, a fin de impartir una clase de Gramática y otra de Latín a más de veinte alumnos, años más tarde esta clase dejó de impartirse por la oposición de otros frailes.

 

Es necesario señalar que durante la época colonial Honduras formaba parte de la Capitanía General de Guatemala y durante ese período llegaron a establecerse dos célebres universidades: la de San Carlos de Guatemala que fue fundada en 1681 y la de León, en Nicaragua, que de Colegio Seminario fundado en 1680, se elevó a la categoría de Universidad cuya inauguración se hizo en 1814.

 

En estas célebres universidades hicieron sus estudios académicos dos hondureños destacados, el estadista centroamericano José Cecilio del Valle en la primera y el padre José Trinidad Reyes en la segunda.

 

Durante la colonia algunos salvadoreños realizaban estudios en el Colegio Tridentino de San Agustín. El 16 de septiembre de 1815, Francisco de Morejon representante de Comayagua ante las Cortes de Cádiz, presentó una solicitud en nombre del ayuntamiento de Comayagua para convertir el Colegio Tridentino en Universidad, ya que tenía todas las cátedras que se impartían en esa clase de establecimientos educativos. Se enfatizaba en la gran cantidad de talentos, cuya ilustración sería beneficiosa para la sociedad.

 

Otra solicitud en igual sentido, fue presentada en 1820, pidiendo se abriesen las carreras de Leyes, Medicina y Cirugía y Mineralogía, dado que en esta provincia se encontraba el mayor número de minas de Centroamérica, y que por no ser de primordial importancia se suprimiesen las de Canongia Doctrinal y Penitenciaria.

 

En 1821, el Dr. Mariano Méndez informó a la Corte de España que Comayagua tenía un Colegio Seminario con estudios de Latinidad y Moral, por lo que propuso la creación de una universidad de segunda enseñanza para estudios menores; en vista de que para los estudios mayores estaba Guatemala y León en Nicaragua.

 

Sin embargo, este proyecto no se cristalizó debido a que en ese mismo año fue proclamada la independencia de Centroamérica, el 15 de septiembre.

 

Posteriormente al Colegio Tridentino se le da una nueva organización de conformidad con las prescripciones del famoso Concilio Ecuménico convocado en Trento. Este colegio funcionó hasta mediados de 1827, cuando fue clausurado por un tiempo a causa de la guerra civil promovida por las fuerzas interesadas en derrocar al Jefe de Estado Don Dionisio de Herrera.

 

En 1832, el Provisor Don Mariano Castejón de acuerdo con el Jefe de Estado Provisional Francisco Milla, trató de restablecer en Comayagua una clase de Latín que fracasó debido a la anormalidad de la situación política.

 

En el año de 1841, el Jefe Político del departamento de Tegucigalpa, Don Liberato Moncada inauguró un establecimiento de enseñanza en el Convento San Francisco a cargo del Presbítero José Trinidad Reyes.

 

Por ese entonces el Maestro Justo Rubí en carta fechada 25 de septiembre de 1841, dirigida a los Señores J. Manuel y J. Antonio Morejóne "expresaba la necesidad de sanear la hacienda pública y de formar una Academia de Ciencias de donde saldrán hombres que nos sabrán gobernar".

 

La idea fue inmediatamente tomada en cuenta y fue así como la Academia de Estudio se estableció en Comayagua bajo el estímulo de los progresos positivos y notorios de la enseñanza impartida por el Presbítero Nazario Molina en el colegio existente en la entonces capital de Honduras.

 

Según el plan original todos los años se reunirían durante un período de uno o dos meses, para examinar a los alumnos que hubieren sido preparados en el Colegio de Comayagua y para ese efecto fueron invitados todos los ciudadanos de conocimientos existentes en Comayagua, en Tegucigalpa y otras poblaciones del Estado, para que sirvieran gratuitamente a los destinos de la Academia.

 

También en 1841, en Tegucigalpa, la Municipalidad propuso al Presbítero José Trinidad Reyes abrir una clase de Gramática Latina, la cual comenzó el lo. de junio del mismo año en el Convento La Merced.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antiguo Convento San Francisco

 

El Padre Reyes se preocupó por la preparación de la juventud hondureña. Fruto de sus esfuerzos son Máximo Soto, Alejandro Flores, Miguel A. Rovelo, Yanuario Girón, Pedro Chirinos y otros; pero debido a que en Honduras no existía un establecimiento oficial que expidiera títulos profesionales, se dirigieron a la Universidad de León donde se graduaron de Bachilleres.

 

El 15 de febrero de 1842 el Provisor Don Mariano Castejón presentó a la Cámara Legislativa el proyecto de Ley donde se solicita la creación de una universidad, que literalmente dice: Cámara de Representantes: en las antiguas Repúblicas de Atenas y Roma que han sido la fuente de las ciencias se premiaron los hombres que más se distinguieron en ella, con los títulos de Jurisconsultos y otros sinónimos. En los gobiernos ilustrados se continuaron cultivando, confiriéndose grados de Doctores, Licenciados y Bachilleres a los que han sido aprobados en ellos, conforme los reglamentos de aquellas academias o universidades.

 

Los Estados de Guatemala y Nicaragua desde el tiempo del Gobierno Español lograron sus universidades y El Salvador, hallándose en posesión de sus derechos también ha plantado la suya, Honduras, pués, que tiene los mismos derechos, ¿Por qué ha de estar privada de un establecimiento útil y necesario para tener hombres que puedan desempeñar mejor los diferentes oficios que debe haber en su sociedad, y que para tenerlos debe mendigar el aprendizaje, y lo que es más, centralizar únicamente en los que tienen dinero?. Es por esto que pido:

 

1. Se exija una Universidad en que se concedan grados de Bachilleres, Licenciados y Doctores, en Bellas Artes, Medicina, Teología, Cánones y Leyes.

 

2. Entre tanto hayan graduados suficientes para los exámenes, se habiliten o faculten personas instruidas, para tales actos.

 

3. Se elija por estas mismas quien debe librar los títulos y hacer Carcelario entre tanto, y formen la Constitución o Reglamento que debe regir en el establecimiento.

 

4. Se faculte al Gobierno Supremo para tomar las medidas necesarias a efecto de su instalación.

 

5. El mismo fondo destinado para el colegio, sirve para el pago de los catedráticos, con la asignación suficiente, que hará de acuerdo con el Prelado Ecco, teniendo ya de principio la de Gramática, que está instalada.

 

El Señor Presidente del Estado en su alocución ha manifestado sus deseos sobre este establecimiento, "y yo secundo los mismos en obsequio de mis semejantes, y del bien que resulta al Estado. Más la Cámara resolverá, como siempre, lo mejor". Comayagua. febrero 15 de 1842. Castejón.

 

Es conforme, Comayagua, febrero 15 de 1842.

 

J. Agustín Madrid, R.S.

Ramón Arriaga, R.S.

 

Desgraciadamente el Congreso nada pudo hacer debido a que los intereses de ese momento eran por la política sectaria y no en favor de la educación y la cultura, además nuevas agitaciones públicas amenazaban la estabilidad del Estado.

El Presidente Francisco Ferrera decretó en 1843, después de 17 años, la reapertura del Colegio Tridentino de Comayagua, en el cual se enseñaría Gramática, Filosofía, Derecho Natural y Civil, Teología Dogmática, Medicina y Cirugía, sin que llegara a funcionar esta última por falta de catedráticos.

 

Posteriormente se amplió el número de cátedras del Tridentino, cuando ya se hablaba en Tegucigalpa que había intenciones de organizar un Centro de Estudios Superiores.

 

El 14 de diciembre de 1845, se inaugura la "Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto". Se inauguró solemnemente en la Casa de Morazán, situada al sur de la Plazoleta de La Merced.

 

Al iniciar sus actividades el nuevo centro de enseñanza, se decidió que para su buen funcionamiento, se elaboraría un reglamento, que se le confió al joven Máximo Soto y se sometió a la aprobación del Padre Reyes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Padre José Trinidad Reyes, rector eterno de la UNAH

El discurso inaugural fue pronunciado por el Rector Presbítero José Trinidad Reyes, quien expresó lo siguiente:

 

"Hoy ve Tegucigalpa un rasgo sin ejemplo de verdadero patriotismo, que no lo viera antes de nuestra gloriosa independencia ni después que el amor a la patria ha sido tan incesantemente decantado".

 

"Unos jóvenes que uniendo a sus talentos, una infatigable aplicación al estudio, han merecido los honrosos títulos literarios con que los condecoró la acreditada Universidad de León, de Nicaragua, consagran hoy a la Patria sus tareas y vienen a pagarle las primicias de sus luces, haciéndole un servicio de una clase superior a cuantos pueden prestarle sus más amantes hijos".

 

"Su misma ilustración los ha hecho conocer que las ciencias contribuyen sobremanera a hacer felices a los pueblos y los hombres, y que en los países donde por fortuna se han adoptado los principios democráticos, son de absoluta necesidad; y he aquí el don preciso que vienen a ofrecerle. Ven la falta de establecimientos de enseñanza; advierten no sin dolor, que en Honduras las ciencias están todavía encerradas bajo los pergaminos y capellados, y no pueden ser indiferentes al malogro y desperdicio de talentos privilegiados que se quedan sin cultivo; debiendo ser el honor de su país. Y sin otro móvil que su enardecido patriotismo y filantropía; sin más ambición que la de ver prosperar a su suelo natal, sin otra aspiración que la de ser útiles a sus semejantes, toman hoy la ardua empresa de la enseñanza de la juventud".

 

"Por ahora se limitan a enseñar Filosofía, cultura del entendimiento y del corazón, y llave de todas las ciencias; y la gramática de la lengua latina, de esa hermosa lengua con que Cicerón habló al pueblo republicano de Roma, y en la que Virgilio cantando al son de su poética lira, los campos, los pastos y las hazañas del Troyano, inmortalizó su nombre y el de sus héroes, mientras se reúne competente número de libros para dar también los preceptos de nuestro idioma, y mientras los alumnos se ponen en disposición de emprender otros estudios".

 

"Jóvenes estudiosos: La providencia os hace un beneficio que no fue concedido a vuestros mayores. Para unos estuvo vedada la entrada al templo del saber, y los otros más afortunados, tuvieron necesidad de ir a mendigar conocimientos a países lejanos y extranjeros. Seréis pues, responsables a Dios y a la Sociedad si malográis la ocasión de formaros hombres para la religión y para el estado, sin necesidad de separaros de vuestras familias. Vuestros maestros no os venden las luces a precio de dinero; no os piden otra recompensa que aplicación asidua, observancia del orden establecido en el reglamento y docilidad en los comportamientos, y ver de este modo lleno el objeto que se proponen, que no es otro que la propagación de las ciencias en un suelo tan fecundo en talentos, y que tiene la gloria de ser patria de los hombres que más se han distinguido en Honduras y (puedo decirlo) en toda la República".

 

"Padres de familia: la sabiduría es el más bello presente del cielo; es la que no sólo distingue al hombre de las fieras, sino que le da superioridad y preferencia sobre sus mismos semejantes. La cultura amansa la ferocidad de los salvajes, defiende la libertad sin estrépito ni efusión de sangre; es la que contiene los avances del despotismo y sobre todo, es la que enseñando al hombre a conocer a su autor y las obras maravillosas de su poder, lo hace más reconocido y religioso como el gran Newton, y lo dirige con más seguridad a su fin último".

 

"Tal es el bien que los jóvenes Bachilleres Máximo Soto, Alejandro Flores, Miguel Rovelo, Yanuario Girón y Pedro Chirinos animados de los más patrióticos sentimientos, ofrecen hoy a vuestros hijos, a cuya loable empresa han querido asociarme con el nombramiento de rector de su establecimiento a que justamente han dado el título de Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto".

 

"Bendecid mil veces a la Providencia que protege a vuestra descendencia, proporcionándole medios para ilustración de su entendimiento y rectificar su tierno corazón, y sed reconocidos a la generosidad de estos jóvenes que, extraños al odioso egoísmo, abandonando el ocio y posponiendo ocupaciones lucrativas toman sobre si tan laboriosa empresa".

 

"Y vosotros generosos empresarios, no os desalentéis con las dificultades de los principios: llevad a cabo vuestra resolución, propagad las luces, sed útiles a la sociedad; y la satisfacción sola de haber servido a la Patria, será para vosotros una recompensa más gloriosa que todos los títulos y laureles con que se premia el mérito".

 

Tegucigalpa, 14 de diciembre de 1845.

José Trinidad Reyes.

 

Tres meses después de haberse inaugurado la Academia ya en 1846, la Cámara de Representantes le da protección según la solicitud de la Municipalidad de Tegucigalpa que dice:

 

Por Cuanto: la Cámara de Representantes ha decretado y constitucionalmente se ha sancionado lo que sigue:

 

La Cámara de Representantes del Estado de Honduras, teniendo presente la representación de la Municipalidad de Tegucigalpa, en que solicita que se le dé autenticidad al establecimiento literario creado en aquella ciudad y,

 

Considerando: que nada hay más justo y prudente que procurar por la extensión de las luces, por ser el medio más seguro de hacer a los hombres felices y virtuosos, y por consiguiente amable a la sociedad que ellos forman; que las facultades intelectuales del hombre deben estar en acción, porque el uso del pensamiento dedicado a objetos sublimes las perfecciona y deseando por lo tanto, proteger en lo posible la ilustración, ha tenido a bien decretar y decreta:

 

Artículo lo. La Cámara Legislativa del Estado declara su protección al establecimiento literario de Tegucigalpa, el cual tendrá por nombre "Academia Literaria de Tegucigalpa".

 

Artículo 2o. Que valga el tiempo que hubiesen cursado sus alumnos y el que en adelante cursaren, el que deberán comprobar con certificados de sus maestros.

 

Artículo 3o. Con respecto a las ciencias que deben estudiar y el tiempo que es preciso cursarlas, y modos de adquirir los grados de bachiller se observará el decreto del 18 de abril de 1843; y para los grados mayores que deberá haber, se arreglará posteriormente la manera de obtenerlos para que estén bajo un mismo pie los establecimientos del Estado.

 

Artículo 4o. Que los grados adquiridos en dicho establecimiento sean valederos y reconocidos en todo el Estado.

Artículo 5o. Que las personas que dan los fondos para el expresado establecimiento puedan hacerlos, de una vez, proveyendo a su seguridad y administración, mientras se forma y rige el reglamento respectivo.

 

Artículo 6o. Pueden formarlo ellos mismos, dando cuenta con él a la Cámara, en sus próximas sesiones para su aprobación o reforma.

 

Artículo 7o. Que entretanto, el Supremo Gobierno nombre un rector, y a propuesta de este, a los catedráticos necesarios, para que los alumnos no suspendan sus cursos.

 

Artículo 8o. Que los que sirven gratis los destinos de rector y catedráticos y los que contribuyan con dinero u otros recursos al progreso de dicho establecimiento, gocen del título de "Amigos de Ilustración del País" el cual les será expedido por el Supremo Gobierno; y que sus hijos, a más disfruten del privilegio de poder graduarse en cualquier ciencia con seis meses menos de estudio que los demás.

 

Artículo 9o. Que todos los establecimientos literarios que se creen en cualquier punto del Estado bajo el mismo orden del de Tegucigalpa, gozarán de la propia protección que a éste dispense la presente Ley.

 

Pase al Supremo Poder Ejecutivo.

 

Dado en la ciudad de Comayagua, 10 de marzo 1846.

 

Victoriano Castellanos, R.P.

Mariano Garrigó, R.S.

Joaquín Meza, R.S.

 

Por tanto, ejecútese.

 

Lo tendrá entendido el Ministerio de Estado del Despacho de Relaciones y dispondrá lo necesario a su cumplimiento.

 

Dado en la ciudad de Comayagua en la Casa de Gobierno a 19 de marzo de 1846.

Coronado Chavez

 

Estos estatutos regularon el funcionamiento de la Academia y tuvieron vigencia hasta 1850. El Presidente Lindo emitió un acuerdo el 12 de abril de 1846, que disponía que se pagara del censo territorial un real por cada caballería de tierra de propiedad de particulares a beneficio de la instrucción pública, aplicándose a la Academia Literaria las dos terceras partes del producto del expresado censo. En este mismo decreto se disponía que en la Academia se enseñaría a leer y escribir con perfección las principales reglas de Aritmética, las lenguas Castellana y Latina, los idiomas Inglés y Francés y Filosofía, cuyo curso comprendía Matemáticas Puras, incluso la Geometría Práctica, la Retórica y Geografía. Obteniendo el título de Bachiller se enseñaría asimismo Medicina, Leyes y Cánones.

 

Resulta oportuno anotar que las universidades de la Edad Media en Europa, hacia el Siglo XIII comenzaron con establecimientos destinados a estudios generales y se conocían con el nombre de Academia. Se usaba la denominación de Universidad para designar una comunidad de maestros y discípulos que se dedicaban a los rudimentos de las letras y las ciencias, los idiomas, la filosofía, la medicina y las leyes; otra característica distintiva para las universidades es que su organización y funcionamiento eran independientes del Poder Público o sea eran autónomas.

 

La Academia Literaria, de Tegucigalpa venía a ser una verdadera universidad con todas sus características, como las de la Edad Media. Comenzó como Estudios Generales desde que se iniciara la Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto, continuó como establecimiento del mismso tipo al transformarse en Academia Literaria por el citado Decreto Legislativo del 19 de marzo y desde entonces tenía todos los caracteres de Universidad por la enseñanza de humanidades y demás ramas del conocimiento, respondía a las exigencias y necesidades de la época y era un centro docente como las demás universidades europeas y americanas.

 

El 11 de agosto el Poder Ejecutivo presidido por el Doctor Lindo decretó el segundo reglamento y estatutos de la Academia Literaria, los cuales fueron elaborados por el Padre Reyes.

 

Según lo expuesto en el artículo 5 del Reglamento fueron propuestas por la Municipalidad de Tegucigalpa y nombradas por el Gobierno las siguientes personas:

 

Rector Presbítero Don José Trinidad Reyes

Director lo. Lic. Don Pío Ariza

Director 2o. Lic. Don Hipólito Matute

Director 3o. Lic. Cornelio Lazo

Director 4o. Br. Don Alejandro Flores

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fachada del cuartel San Francisco, estatua del sabio José Cecilio del Valle

 

El 13 de septiembre el Poder Ejecutivo dictó un acuerdo que literalmente dice: el Presidente, en quien reside el Supremo Poder Ejecutivo del Estado de Honduras, usando de las facultades que le concede el Acuerdo Legislativo del 20 de febrero último, considerando:

 

1o. Que para la solemne instalación de la "Academia Literaria de Honduras", creada por decreto del 18 de abril de 1845, es indispensable formar el Claustro.

 

2o. Que para respetabilidad a la corporación se hace preciso establecer de una manera auténtica las jerarquías en que deben considerarse colocados los diversos miembros de la Academia.

 

3o. Que no habiendo en el Estado suficiente número de profesores para que puedan formar el claustro, argüir y conferir los grados mayores y menores, y servir las cátedras, es indispensable formar los necesarios.

 

4o. Que para su mayor esplendor , debe contener en su seno profesores calificados en los diversos ramos del saber.

 

5o. Que es una obligación del Gobierno, para dar impulso a las ciencias y estimular a la juventud, honrar a aquellas personas que por su notoria instrucción dan luces a su patria; de acuerdo con el Diocesano ha tenido a bien decretar, y decreta:

 

Artículo 1o. La Academia Literaria de Honduras y su Claustro se instalará solemnemente el 1o. del corriente.

 

Artículo 2o. Son Doctores en Sagrada Teología, los señores: Presbítero Arcediano Don Andrés López Chantre, Don Pedro Boquín, Rector, Don José Trinidad Reyes, Cura Vicario departamental de Tegucigalpa, Presbítero Don Trinidad Estrada.

 

Artículo 3o. Son Doctores en Derecho Canónico, los señores: Presbítero Maestro Escuela, Don Pedro José Aguilar, Presbítero Hipólito Casiano Flores, Presbítero José Angel Carrasco, Presbítero José Ignacio Milla.

 

Artículo 4o. Son Doctores en Derecho Civil, los señores: Presbíteros José Pío Gómez, Agapito Fiallos, Paulino Bustillo y los Licenciados hijos del Estado y de las otras repúblicas que existen en Honduras y presenten sus títulos a la Dirección dentro de treinta días, contados desde la fecha de este decreto.

 

Artículo 5o. Son Doctores en Medicina y Cirugía, los señores Licenciados de estas facultades y que se hayan en el Estado al tiempo de la instalación de la Academia.

 

Artículo 6o. Son Doctores en Filosofía, los señores: Presbíteros Francisco Barahona, Florencio Estrada y Magistrado Mónico Bueso.

 

Artículo 7o. Son Licenciados en Teología, los Presbíteros Fray Juan Zepeda, Dionisio Molina, Ramón Mejía y el señor Encarnación Boquín.

 

Artículo 8o. Son Licenciados en Derecho Canónico, los señores: Presbítero Nazario Molina, Calixto Rivera, Simeón Ugarte, Miguel del Cid, Promotor fiscal actual.

 

Artículo 9o. Son Licenciados en Derecho Civil, los señores: Don Manuel Emigdio Vásquez, Don Francisco Zelaya, Benemérito General Francisco Ferrera, Don Santiago Bueso, Don Tomás Soto, Don Pedro Pablo Chávez, Don Anacleto Madrid.

 

Artículo 10o. La condecoración que deben llevar los Doctores será una medalla redonda de oro, del peso de tres cuartos, pendiente al lado izquierdo del ojal del frac o levita, de una cinta del color respectivo, con esta inscripción grabada en el centro: "Probatas a Cientias", y en el reverso un eje despidiendo luces. Los Licenciados llevarán la misma insignia de plata con esta leyenda: "Laborantabus" Honor, y en el reverso un búho.

 

Artículo 11o. En las funciones solemnes y asistencia de la Universidad, los Doctores, Seglares y los Licenciados llevarán vestido negro, corbata blanca y colgada al cuello una capita de tafetán que no llegue a las espaldas. Los Doctores se pondrán un capelo y borlas del color que prescriba el artículo 63 del Estatuto de la Universidad. El capelo tendrá la figura de un cuello ancho con un faldoncillo de una franja de terciopelo o raso bordado, si se quiere de oro o de plata, sujeto con cordones terminados en borlas que colgarán sobre el pecho. El gorro de los doctores será un octágono, forrado de terciopelo o raso negro, con un ramillete de flores en el medio, del cual penderán cuatro cordones de seda del color respectivo, que terminará en borlas y colgarán repartidas en los cuatro ángulos de los ocho del gorro. Los abogados llevarán además manguillas blancas en las bocamangas del frac.

 

Artículo 12o. La Dirección de la Academia extenderá los títulos en debida forma a los individuos agraciados por el presente decreto, gratis por esta vez.

 

Por este mismo decreto se declaró que eran Doctores en Medicina y Cirugía los señores Licenciados en esas Facultades y que se hallaran en el Estado al tiempo de la instalación de la Academia, y que eran Doctores en Filosofía los que actualmente la enseñaban en Honduras. También se declaró que eran Doctores en Derecho Civil los Licenciados hijos del Estado y los otros de la República que existieran en Honduras y presentaran sus títulos a la Dirección dentro de treinta días a contar del 13 de septiembre de 1847. Se limitaba pues la incorporación de títulos a los centroamericanos.

 

En septiembre de 1847, aprovechando la presencia del Presidente Lindo en Tegucigalpa , el Padre Reyes y demás autoridades de la Academia, le solicitaron gestionar ante el Obispo de Comayagua, para que cediese una de las cátedras del Colegio Tridentino a la Universidad.

 

Los adelantos de la Academia dieron a su Rector, el Padre Reyes, la noble idea de llevarla a su grado máximo, es decir, al de Universidad; la cual se vió culminada el domingo 19 de septiembre de 1847.

 

 

1.2. UNIVERSIDAD NACIONAL DE OCCIDENTE

1874-1884

 

En 1874, en la Villa de Santa Rosa de Copán surge la necesidad de establecer un centro de segunda enseñanza. Se escoge este lugar por su situación geográfica y por la necesidad de forjar nuevas mentalidades que coadyuven al desarrollo de la zona. Los forjadores de la idea fueron el Presbítero Abogado Jesús María Rodríguez, el Lic. Carlos Madrid y otros.

 

La idea se cristalizó el 8 de octubre de 1874, cuando el Presidente de la República, General Ponciano Leiva, decreta la apertura del Instituto Científico de San Carlos de Occidente; y fue inaugurado el 29 de octubre de ese mismo año. Sus primeras autoridades fueron el Presbítero Doctor Jesús María Rodríguez, el Licenciado Carlos Madrid y el Bachiller Victoriano Castellanos, los cargos que desempeñaban eran de Director, Subdirector y Secretario respectivamente, los dos primeros cargos eran denominados Presidente y Vicepresidente.

 

Por la transformación posterior que sufrió el Instituto Científico de San Carlos y la importancia que llegó a adquirir en la vida educativa nacional, se transcribe el decreto por medio del cual se erige dicho Instituto. El decreto decía literalmente:

 

El Presidente de la República:

 

"Considerando: Que es una de las principales atribuciones del Poder Ejecutivo, muy recomendada por la Constitución i las Leyes, el desarrollo de la instrucción pública, i que la difusión de las luces es uno de los principales elementos para la existencia i consolidación de los Gobiernos Republicanos.

 

Considerando: Que en la ciudad de Santa Rosa, cabecera del departamento de Copán hay suficiente número de profesores de diversas facultades, interesados en el establecimiento de un cuerpo científico dedicado a la enseñanza secundaria, que han presentado su iniciativa al Gobierno i formulado los reglamentos respectivos.

 

Considerando: Que los pueblos de los departamentos occidentales de la República reportarán muchas ventajas de tener más cerca un establecimiento científico, pues su distancia de la Universidad Nacional es un obstáculo para la educación de su juventud. En uso de sus facultades, decreta:

 

Artículo lo. Se erige un establecimiento literario en la ciudad de Santa Rosa, cabecera del departamento de Copán, con el nombre de Instituto Científico de San Carlos.

 

Artículo 2o. Oportunamente se decretarán los estatutos respectivos.

 

Artículo 3o. Dese cuenta con esta disposición al próximo Congreso para su aprobación.

 

Dado en Tegucigalpa, a 8 de octubre de 1874".

 

Ponciano Leiva

El Ministro de Instrucción Pública

Esteban Ferrari

 

La naciente institución, como todas, necesitaba el aporte económico necesario para su funcionamiento, es así que adquiere sus rentas del producto del impuesto del destazo de ganado (un real por cabeza) y la cuota que a cada municipalidad del departamento impusiera la Junta de Gobierno del Instituto, la cual haría efectiva el Gobernador Departamental.

 

En el año 1876, la Asamblea Legislativa le otorga al Instituto solamente una parte del impuesto acordado y en compensación le entrega cuatro mil pesos del impuesto de tierras. Con estas medidas la situación del Instituto se agudizó; y así lo expresó el director en un informe del centro. A raíz de los problemas que aquejaban al Instituto el Presidente Soto mandó que la intendencia diera 40 pesos mensuales; sin embargo, esta medida no logró aliviar la crítica situación del Instituto, y para remediarla se emitió el siguiente decreto .

 

"Secretaría del Gobierno Provisional de Comayagua, octubre 16 de 1876.

 

El Presidente Provisional de la República, conceptuando que es excesivo el impuesto con que en la actualidad está gravada la siembra de tabaco y que mientras se organiza la renta correspondiente a ese ramo de agricultura, es justo dictar una medida, de carácter transitorio, que mejore el citado impuesto, por tanto, acuerda:

 

Que por cada pedazo de vega se pague en efectivo la contribución de cinco pesos en vez de los diez i seis en metálico i en papel del Estado que se pagaban antes; i que del impuesto de cinco pesos que debe satisfacerse, se destinen dos para el Instituto Científico San Carlos, debiendo ingresar el resto a la Tesorería General. Comuníquese i regístrese. Rosa"

 

Como efecto de este decreto pudo mejorar la situación económica del Instituto.

 

En 1877, el Claustro del Instituto Científico San Carlos solicitó al Gobierno Central mejorar el nivel académico secundario, y autorizar el establecimiento de las clases de facultades mayores en el Instituto. Atendiendo esta petición, el Gobierno emitió el siguiente acuerdo:

 

"Secretaría General del Gobierno. Comayagua, enero 27 de 1877. Con presencia del acta que en la ciudad de Santa Rosa se ha celebrado el Claustro del Instituto de San Carlos, a los siete días del mes que transcurre, con el objeto de solicitar del Gobierno el establecimiento de las clases de facultades mayores en el anunciado Instituto: Considerando que la pretensión del claustro es mui atendible porque emana del propósito laudable de ensanchar la educación literaria de la juventud, grande i noble objeto a que deben consagrarse los esfuerzos de los buenos ciudadanos i la acción protectora del Gobierno; por tanto, el Presidente Provisional de la República, acuerda:

 

lo. Que se establezcan de un modo solemne en el Instituto de San Carlos las clases correspondientes a la enseñanza de facultades mayores; i

 

2o. Que la Corporación Directiva del Instituto sea hábil para expedir sus títulos a los cursantes que hagan estudios superiores i que den las pruebas necesarias de sus conocimientos adquiridos. Comuníquese i regístrese. Rubricado por el Presidente. R. Rosa. Secretario de Estado".

 

La autorización por parte del Gobierno Central para impartir las facultades mayores, materializó la idea anhelada por algunos respetables profesionales de Santa Rosa de crear la Universidad en esa ciudad. Fue así como en el período del Gobierno Reformista del Dr. Marco Aurelio Soto se crea la Universidad Nacional de Occidente, el 3 de abril de 1879.

El decreto en referencia decía:

 

Considerando: Que es de alta importancia crear en los departamentos occidentales de la República, un instituto de enseñanza secundaria y profesional que proporcione sus beneficios a la juventud de aquellos departamentos, tan distantes del Centro de Enseñanza Universitaria establecido en esta ciudad; y

 

Considerando: Que para llenar este objeto es debido fundar en la ciudad de Santa Rosa una Universidad que sustituya al Colegio de San Carlos; por lo tanto, decreta:

 

Artículo lo. Se establece en la ciudad de Santa Rosa, capital del departamento de Copán, una Universidad que llevará el nombre de "Universidad Nacional de Occidente". En ella se dará la enseñanza secundaria y profesional.

 

Artículo 2o. El Gobierno decretará el Estatuto y Reglamento correspondientes a la Universidad Nacional de Occidente, y hará los nombramientos de Rector y Vicerector y, por ahora, de Secretario, Tesorero y Profesores del nuevo establecimiento de enseñanza.

 

Artículo 3o. Por medio de una ley especial el Gobierno dará a la Universidad de Occidente los recursos necesarios para su sostenimiento.

 

Dado en la ciudad de Tegucigalpa en la Casa de Gobierno, a los tres días del mes de abril de mil ochocientos setenta y nueve.

 

Marco A. Soto Ramón Rosa

Presidente Secretario General

 

Decreto del Congreso que confirma la creación de la "Universidad Nacional de Occidente".

 

Decreto No.47:

 

El Presidente Constitucional de la República de Honduras, a sus habitantes, sabed: que el Soberano Congreso ha decretado lo siguiente:

 

El Soberano Congreso Nacional, con vista del Decreto Supremo de esta fecha que crea en la ciudad de Santa Rosa, departamento de Copán, una universidad que llevará el nombre de Universidad Nacional de Occidente, en sustitución del Instituto Científico de San Carlos, decreta:

Artículo único: Confírmase el Decreto Supremo aludido.

 

Al Poder Ejecutivo.

 

Dado en Tegucigalpa en el Salón de Sesiones a 3 de abril de 1879. Abelardo Zelaya, Diputado Presidente; Jesús María Rodríguez, Diputado Secretario y Luis Bográn, Diputado Secretario. Por Tanto: Ejecútese. Tegucigalpa, 4 de abril de 1879. Marco A. Soto, Presidente; Ramón Rosa, Secretario General.

 

Acuerdo sobre la organización interina de la Universidad Nacional de Occidente. Tegucigalpa, abril 4 de 1879.

 

Habiéndose aprobado por Decreto Legislativo, el Acuerdo Supremo de 3 de los corrientes, por el cual se establece en la ciudad de Santa Rosa, departamento de Copán, la Universidad Nacional de Occidente, y mientras se da una organización definitiva a ese establecimiento, el Presidente, acuerda:

 

lo. Que el Presbítero Don Jesús María Rodríguez, expresidente del Colegio de San Carlos Borromeo, desempeñe interinamente la Rectoría de la Universidad Nacional de Occidente.

 

2o. Que los individuos que componían la Junta Directiva del Colegio de San Carlos, lo mismo que el Tesorero, continúen ejerciendo iguales funciones en la expresada Universidad; y

 

3o. Que el rector y junta directiva procedan a la mayor brevedad posible, a formar los proyectos de Estatutos y Reglamentos de dicha Universidad, los que elevarán a conocimiento del ejecutivo para su aprobación o enmienda.

 

Comuníquese y Regístrese. Marco A. Soto. Ramón Rosa.

 

Durante el año 1879 la Universidad continuaba con el control de la formación de Bachilleres y Maestros y la Licenciatura en Ciencias Sociales.

 

El 15 de enero de 1880 en el periódico La Gaceta en su No. 61 aparece el desglose del presupuesto otorgado a la Universidad Nacional de Occidente.

 

Presupuesto de los Ingresos i Egresos de la Universidad Nacional de Occidente para el Año Escolar 1880.

 

Ingresos: al año

Pensiones Municipales $ 1,200

Rastro 1,000

Derecho de exportación de puros

i tabacos 1,000

Derechos de Matriculados,

Examinados i Títulos 500

Manda Forzosa 100

Donación del difunto Licenciado en

Medicina Don Lorenzo Zelaya 200

Existencia del año anterior 800

 

Total $ 4,800

 

Egresos: al mes al año

Rectoría $40 $ 440

Secretaría 30 330

Cátedra de Leyes

1o i 2o años 35 373 1/3

Física - Historia Natural

Historia lo, 2o, 3o i 4o cursos 60 640

Trigonometría i Jeometría en

el Espacio - Agrimensura 20 213 1/3

Aritmética lo i 2o cursos

Algebra - Jeometría Plana 35 373 1/3

Latinidad lo,2o i 3o cursos

Retórica, Poética - Caligrafía 45 480

Gramática Castellana

2o cursos

Francés 2o cursos - inglés

Jeografía 2o cursos

Prefectiva 75 800

Dibujo 20 213 1/3

Música 15 160

Bedel 10 106 2/3

6 por ciento del tesoro 00 288

 

Escritorio 00 15

Lójica - Psicología - Ética 30 320

Gastos extraordinarios 00 47

 

Total $ 4,800

 

Demostraciones:

Ingresos $ 4,800

Egresos $ 4,800

 

Es conforme - Santa Rosa, noviembre 30 de 1879. El Rector, El Secretario, Jesús María Rodríguez y Henry Fasquell.

 

Secretaría General del Gobierno de la República

Tegucigalpa diciembre 30 de 1879.

 

Con vistas del presupuesto que antecede firmado por el Rector i Secretario de la Universidad Nacional de Occidente, comprensivo de los ingresos i egresos de dicha Universidad, en el año escolar de 1880 el Presidente, acuerda:

 

"Aprobarlo con la única modificación de que en la partida de egresos se suprima la cantidad de doscientos ochenta i ocho pesos, señalada como honorario del Tesorero de los fondos universitarios, por haberse anexado este destino a la administración de rentas del departamento de Copán, teniendo el empleado que desempeñar la indicada administración a sueldo fijo señalado por la lei. Comuníquese i regístrese".

 

Rubricado por el Señor Presidente.

 

En 1881 el Secretario de la Universidad de Occidente, envía el siguiente informe:

 

Sta. Rosa, noviembre 20 de 1881.

 

A su Excelencia el Señor Ministro de Instrucción Pública, Tegucigalpa

 

Señor Ministro:

 

En cumplimiento de mi deber me cabe el honor de dar a ese Ministerio el informe detallado de los trabajos literarios y científicos habidos en la Universidad Nacional de Occidente durante el año escolar de 1881.

 

El día lo. de enero tuvo lugar la apertura solemne de las clases de la Universidad.

 

Matrícula 76 alumnos distribuidos de la siguiente manera: 14 en la Sección de Ciencias Sociales y Política, 62 en la de Ciencias y Letras.

 

La disciplina interior del establecimiento no ha sufrido alteración alguna durante el año escolar.

 

Las cátedras fueron servidas con toda exactitud deseable por los señores licenciados Don Carlos Madrid encargado de las Ciencias Sociales y Políticas con la dirección del periódico hebdomanario "El Universitario".

 

Se ocuparon 10 catedráticos para el buen desempeño de las 26 asignaturas establecidas en el plan de estudios ellos son:

 

Lic. Carlos Madrid Br. Antonio Maradiaga

Br. Jesús Rendón Sr. Roque Aguilar

Br. Romualdo Figueroa Sr. Blanco

Br. Antonio Figueroa Don José María Cobos

Br. Jesús Madrid Lic. Henry Fasquell

 

Se reparó el edificio, el salón general, se hizo hasta lujoso y pudo servir no solo para las solemnidades universitarias sino también para las reuniones patrióticas.

 

Las rentas del establecimiento manejadas con economía bien entendida y sin parsimonia, bastaron para cubrir todos los gastos de la Universidad, y queda una existencia suficiente para comenzar sin temor las tareas del año venidero.

 

Con lo antes expuesto se podrá convencer V.E. de que el plantel copaneco de enseñanza secundaria y superior lejos de haber desmerecido como lo anunciaba a fines del año pasado los adversarios del partido liberal, que lo son también de la luz y del progreso, sigue al contrario su marcha progresiva bajo la Rectoría del General Don Emilio Delgado.

 

Henry Fasquelle

Secretario

 

En 1883 la Universidad organizó el Centro Educativo de Ocotepeque. Se iniciaron los trámites para la organización de la carrera de Medicina pero no fructificó debido a los problemas financieros. Se adquirió una imprenta, donde se editaba el periódico.

 

La Universidad continuaba recibiendo sus rentas fundamentalmente del gravamen de la producción de tabaco, del destace del ganado y de las aportaciones de las fuerzas vivas de Santa Rosa que estaban muy interesadas en su buen funcionamiento; pero aun así la Universidad no logró subsistir y es así como en el año 1884 dejó de funcionar ya que no contó con el apoyo del Gobierno.

 

 

Rectores de la Universidad Nacional de Occidente

 

1. Dr. Jesús María Rodríguez 1879-1880

2. General Emilio Delgado 1880-1881

3. Lic. Carlos Madrid 1881-1882

4. Dr. Juan Angel Arias 1882-1884

1.3. ESCUELA DE SERVICIO SOCIAL DE HONDURAS

1957-1972

 

Según decreto No.38 emitido por la Junta Militar de Gobierno del 26 de enero de 1957, se crea la Escuela de Servicio Social, de Honduras bajo la dependencia de la Dirección General de Previsión Social, la cual funcionaba sobre las siguientes bases:

 

l. La Escuela de Servicio Social de Honduras será un plantel de nivel superior, que tendrá bajo su responsabilidad formar profesionales para el trabajo social, realizar investigación científica en relación a su esfera de trabajo y divulgar las materias de su especialidad.

 

2. La Escuela contará con el personal administrativo y docente que sea necesario para obtener la adecuada formación de los trabajadores sociales hondureños.

 

3. La Escuela será organizada de manera, que reciba una orientación que responda a las necesidades del país, con flexibilidad en su organización y plan de estudios que pueda permitirle la adaptación de la enseñanza a los cambios del medio social y adoptar los mejores sistemas para el logro de sus fines. Para conseguir estos objetivos la Escuela contará con el asesoramiento de la administración técnica de las Naciones Unidas de acuerdo con la solicitud del Gobierno de Honduras.

 

4. Se estima recomendable que se otorguen becas de estudio y sostenimiento para estimular la concurrencia a la escuela de alumnos provenientes de los diferentes departamentos del país, a fin de que una vez egresados puedan propiciar el bienestar de las comunidades de donde proceden.

 

5. Para el ingreso de los alumnos se establecerán los siguientes requisitos:

 

a) Edad: de 18 a 40 años acreditada con la certificación de inscripción de nacimiento.

 

b) Preparación previa: Título de Bachiller, de Maestro o de estudios equivalente, que deberá acompañarse a la solicitud.

 

c) Buena salud, acreditada con certificación expedida por la Sección de Servicios Médicos de la Dirección General de Previsión Social.

 

d) Aptitudes para la profesión, demostrada en la entrevista y otras pruebas. La admisión no será definitiva ya que, si en la realización de sus trabajos prácticos, estudios técnicos y comportamiento general, el alumno demostrase que carece de vocación o aptitud, la admisión se dejará sin efecto.

 

6. Teniendo en cuenta la falta de trabajadores sociales que existe en el país, la Escuela en sus comienzos ofrecerá la enseñanza distribuida en los años de estudio de tiempo completo con el siguiente plan de estudios:

 

 

Plan de Estudios

Primer Año

Primer Período

 

Asignaturas Horas Semanales Total Período

 

Psicología General 3 48

Sociología 3 48

Elementos de Economía 3 48

Nociones Generales de Derecho 3 48

Nociones de Medicina 3 48

Castellano 2 32

Historia y Conceptos Generales del Servicio Social 3 48

Conocimientos de los recursos de la Comunidad 5 80

Lecturas supervisadas 31 400

 

Segundo Período

 

Asignaturas Horas Semanales Total Período

Psicología del Niño y del Adolescente 3 48

Maternología y Puericultura 2 32

Sociología (Rural y Urbana) 3 48

Nociones de Derecho 3 48

Nutrición y Dietética 2 32

Educación para el Hogar 2 32

Elementos de Agricultura 2 32

Servicio Social Individual 3 48

Trabajos Prácticos: Servicio Social Familiar 15 240

______________________________

Total Anual 91 1360

 

Segundo Año

Primer Período

 

Asignaturas Horas Semanales Total Período

 

Derecho Laboral 3 48

Métodos de Investigación Social 3 48

Servicio Social Individual (segundo curso) 3 48

Servicio Social de Grupos 3 48

Higiene Mental 2 32

Higiene General 3 48

Principios de Administración 2 32

Etica Profesional 1 16

Prácticas: Trabajo Social Individual y de Grupo 18 288

 

Segundo Período

 

Asignaturas Horas Semanales Total Período

 

Organización de la Comunidad 3 48

Estadística 3 48

Sindicato y Cooperativa 2 32

Seguridad Social 1 16

Psiquiatría 3 48

Criminología y Penología 3 48

Problemas Económicos y Sociales de Honduras (seminario) 1 16

Principios de Educación 2 32

Prácticas: Trabajo Social de Grupos, Organización de la Comunidad 20 320

______________________________

Total Anual 76 1216

 

7. La enseñanza teórica será completada con prácticas supervisadas a cargo de trabajadores sociales especializados en el estudio y tratamiento de los problemas que el alumno tenga a su cargo estudiar.

 

8. La Dirección y subdirección de la escuela estará a cargo de los trabajadores sociales graduados, de reconocida experiencia y capacidad. Asimismo las asignaturas que comprendan técnicas de servicio social y la supervisión de trabajos prácticos, estarán también a cargo de trabajadores sociales graduados.

 

9. Las asignaturas que se refieren a Ciencias Sociales, Médicas y Jurídicas, estarán a cargo de profesores especializados en la materia que corresponde explicar, los cuales deberán poseer título universitario.

 

10. Las materias comprendidas en el plan de estudios, deberán relacionarse estrechamente, a cuyo objeto todos los integrantes del cuerpo docente, se reunirán periódicamente y formarán las comisiones de estudio que sean recomendables para la obtención de los mejores resultados.

 

11. La Escuela de Servicio Social de Honduras, se mantendrá relacionada con todos los programas de asistencia y previsión social que se ofrezcan en el país, a este fin, se establecerá un comité de cooperación con la Escuela, formado por representantes de los Ministerios de Gobierno, organismos autónomos y asociaciones privadas, que por medio de sus representaciones mantendrán vinculada la Escuela con los programas que auspicien.

 

12. La Escuela de Servicio Social de Honduras abrirá matrícula el día 15 de enero de 1957 y comenzará su curso regular el día primero de febrero del mismo año. Una vez que la escuela esté desempeñando sus labores, se irán recogiendo las experiencias obtenidas en la formación del alumnado, para elaborar las normas que orientarán su funcionamiento en el futuro, a fin de que este centro pueda presentar siempre el más eficiente servicio a la nación hondureña.

 

13. Todo lo no previsto en el presente decreto, será resuelto por la Secretaría de Estado en los Despachos de Trabajo y Previsión Social, oyendo previamente, el parecer de la Dirección General de Previsión Social.

 

El presente decreto entrará en vigencia desde esta fecha.

 

Dado en Tegucigalpa, a los diez y seis días del mes de enero de mil novecientos cincuenta y siete.

 

Junta Militar de Gobierno

 

En el discurso de inauguración de la Escuela el lo. de febrero, pronunciado por la Doctora Guillermina Ilanusa, se refirió a lo que puede hacer una Escuela de Servicio Social. Ya sea en beneficio de un individuo o de una familia, de una agrupación o de una comunidad siempre su objetivo será el mismo, servir de apoyo para que el que atraviesa por una etapa difícil pueda superar las dificultades que le afligen y sea miembro útil a la sociedad que debe ser enriquecida con su aporte y no dañada con su deficiencia. Estas concepciones funcionalistas y sicologistas son las que acompañan la práctica del trabajo social en América Latina.

 

En el año 1966 se revisa el contenido y la localización de la práctica profesional. Esta se realizaba solamente en los centros tradicionales como los hospitales, penitenciaría, Junta Nacional de Bienestar Social, etc.; pero con los cambios realizados se incluyeron las comunidades rurales y marginales. Este cambio significó enfrentar a los estudiantes con una realidad más compleja y contradictoria que la que se percibía desde los centros tradicionales.

 

En el año 1969 se manifiesta una profunda crisis en la Escuela, relacionada con el régimen disciplinario implantado a los alumnos que choca con la dinámica inserta en la escuela. Este movimiento culmina con un paro de labores que condujo a la elaboración de un nuevo plan de estudios bajo la asesoría técnica de un experto de la ONU.

 

Este plan elimina la materia de Educación para el Hogar, aplica el método de servicio social de grupo en la organización de grupos comunales e introduce las prácticas de organización y desarrollo de la comunidad a nivel urbano y rural y la práctica de servicio social de caso y de grupo en instituciones.

 

En el año 1970 el cuerpo docente estaba integrado por los siguientes profesionales:

 

Primer Curso Segundo Curso

1. Janette Umaña de Madrid 1. Adriana Yu Shan

2. María Killaran 2. Alba Luz de Zavala

3. Mercedes Sofía Hernández 3. Orfilia Valle

4. Delia O. de Galindo 4. Benjamín Banegas

5. Gloria de Lázarus 5. Ana Eva de López

6. Rubén Mondragón 6. Alba Alonzo de Q.

7. Raúl Fox 7. Clarissa de Ferrera

 

Tercer Curso:

1. Mario Rietti 2. Mario Martín

3. Porfirio Zavala 4. Esperanza Vindel

 

En este año se pone en vigencia el reglamento de la Escuela que constaba de nueve capítulos.

 

Los objetivos generales plantean la responsabilidad de la Escuela, por medio de sus egresados a fin de satisfacer las necesidades colectivas. Especialmente en la sociedad hondureña que atraviesa un proceso de cambio para que el egresado intervenga en todos los niveles de acción social, para eliminar o prevenir los obstáculos que impiden la autorealización del ser humano.

En el mes de mayo de 1972, se produce una huelga de los estudiantes, originada por la destitución de la Directora de la Escuela, pero posteriormente los estudiantes cambian su planteamiento reinvindicativo convirtiendo su meta, en la lucha por la incorporación de la Escuela a la UNAH. Logro que se obtiene el 30 de marzo de 1973.

 

 

Directores de la Escuela de Servicio Social de Honduras 1957-1972

 

1. Dra. Guillermina Ilanusa

2. Consuelo Escudero

3. Gloria Leticia Pineda de Lázarus

4. Ts. Eva Consuelo de Urtecho

5. Ts. Mercedes Sofía Hernández

 

 

1.4. ESCUELA DE ENFERMERIA " DOCTOR MAURICE CAMPAGNA"

1960-1982

 

El Doctor Maurice Campagna, Presidente de la Junta Directiva del Hospital Vicente D´Antoni, comprendió la necesidad de mejorar los servicios asistenciales del mismo, e invitó a Honduras a las hermanas Mary Jamesine, R.S.M. y Mary Ellenice, R.S.M. para que se hicieran cargo del planeamiento, organización y dirección de una Escuela de Enfermería, la cual inició sus funciones el 14 de enero de 1960 con el nombre de Escuela de Enfermería "Hospital Vicente D´Antoni", ubicada en la ciudad de La Ceiba, departamento de Atlántida.

 

Comenzó su funcionamiento con la aprobación de las autoridades del hospital y un año después en 1961, fue legalizado oficialmente por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y el de Educación por acuerdo No.709, que literalmente dice:

 

Acuerdo No.709. Tegucigalpa, D.C. 25 de septiembre 1961. El Presidente Constitucional de la República,

 

Considerando: Que de conformidad con el artículo 205, numeral 36 de la Constitución de la República, es atribución del Poder Ejecutivo en el ramo de Salud Pública y Asistencia Social, mantener la salubridad pública y mejorar las condiciones higiénicas del país y de los habitantes, con la amplitud y la eficacia que la necesidad demande.

Considerando: Que de acuerdo con el Decreto Ley No.8 promulgado el 24 de diciembre de 1954, corresponde a la Secretaría de Salud Pública y Asistencia Social sancionar las leyes y reglamentos relativos al ramo, así como todo lo relacionado con la educación sanitaria, la cual comprende el adiestramiento y capacitación del personal médico auxiliar, incluyendo enfermeras, laboratoristas, etc.

 

Considerando: Que el Reglamento General de los Hospitales del Estado, contenido en el acuerdo No.452 emitido por la Junta Militar de Gobierno el 26 de agosto de 1957, dispone que los hospitales debidamente autorizados por el Poder Ejecutivo, podrán establecer secciones especiales encargadas de impartir enseñanza para estudiantes de enfermería, recomendando y adoptando todas aquellas medidas que a juicio del Director del Hospital, puedan mejorar la organización y desarrollo del depto. de Enfermería.

 

Considerando: Que el Hospital Vicente D´Antoni que funciona en el Hospital de La Ceiba, ha solicitado a la Secretaría de Salud Pública y Asistencia Social, permiso para la apertura y funcionamiento de una Escuela de Enfermería Profesional, con el propósito de mejorar su Departamento de Enfermería y proveer enfermeras profesionales graduadas en el país.

 

Considerando: Que es de utilidad y conveniencia pública acceder a la solicitud presentada por el Hospital Vicente D´Antoni, Por Tanto: En uso de sus facultades legales, acuerda:

 

Primero: Autorizar la apertura y funcionamiento de la Escuela Profesional de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni de la ciudad de La Ceiba, depto. de Atlántida.

 

Segundo: Reconocer como títulos oficiales los expedidos por dicha institución, autorizados debidamente por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

 

Tercero: El presente acuerdo entrará en vigencia a partir de esta fecha. Comuníquese. José Ramón Villeda Morales. El Secretario de Estado en los Despachos de Salud Pública y Asistencia Social. R. Martínez V.

 

El Plan de Estudios estaba concebido de tal manera que al terminar sus estudios estaban capacitados para tomar un postgrado, o desempeñar algún trabajo en el ramo de Enfermería en otros lugares.

 

Plan de Estudios de la Carrera de Enfermería

 

Anatomía y Fisiología

Microbiología

Química

Materia Médica

Introducción a la Ciencia y Patología

Farmacología

Supervisión de Experiencia Clínica

Arte de Enfermería I y II

Nutrición

Historia de Enfermería

Enfermería Médica

Supervisión de Experiencia Médica

Conferencias en Anatomía y Fisiología

Conferencias en Condiciones Médicas y Quirúrgicas

Enseñanza durante las visitas médicas

Conferencias en Materia Médica

Supervisión en Microbiología y Química

Adaptaciones Profesionales I

Ética Profesional I

Enfermería Quirúrgica

 

Sustituta para:

 

Arte de Enfermería

Enfermería Quirúrgica

Supervisión de la Experiencia Clínica

 

Durante el primer año las estudiantes trabajaban 20 horas semanales en las salas y en total prestaban 134 semanas de servicio a los pacientes. Las salas de práctica estaban en el Hospital Vicente D´Antoni, Hospital Atlántida, centro de salud de la localidad y Hospital Neurosiquiátrico de Tegucigalpa.

 

Los requisitos de admisión establecían el título de maestro o bachiller. En el primer año de funcionamiento se matricularon 8 estudiantes, una con grado de bachiller, 4 maestras de educación primaria, 1 perito mercantil y 2 con otros grados. El día 15 de julio el Dr. Maurice Campagna les impuso el gorro en una ceremonia sencilla que las acreditaba oficialmente como estudiantes de enfermería.

 

El grupo de profesores estaba integrado de acuerdo a las siguientes categorías:

 

1. Los Instructores de Regla:

 

Hermana Mary Ellenice, R.S.M.

Srita. Gloria Regalado

2. Los Instructores:

 

Dr. Nahia Nasralla

Dr. Raúl Chirinos

Dr. Raúl Oviedo

Dr. Julio Reyes

Dr. Antonio Fiallos

Hermana Mary Jamesine, R.S.M.

Hermana Mary Agnes, R.S.M.

Srita. Jesús Carabantes

 

El edificio donde funcionaba la escuela era propiedad de la Standard Fruit Company y estaba destinado a vivienda de las enfermeras que laboraban en el Hospital; durante ese tiempo fue responsabilidad de la compañía bananera mantenerlo y acondicionarlo para que las clases se recibieran en un lugar adecuado.

 

Desde 1960 hasta fines de 1969, la escuela era considerada como una dependencia del Depto. de Enfermería del Hospital, posteriormente la Junta Directiva del mismo confirió la categoría de departamento bajo la dependencia efímera de la superintendencia y posteriormente bajo la dirección médica.

 

En el año 1962, la familia D´Antoni hizo un aporte monetario para acondicionar una ala del edificio del hospital para alojar a las alumnas de enfermería, promoviendo así el incremento de estudiantes en la Carrera. El internado fue dedicado a la memoria de Gladys D´Antoni, el mismo funcionó hasta el año 1978, en que fue cancelado en vista del aumento en la demanda de servicios al hospital y por necesitar el espacio para satisfacer la misma. Otra de las razones fue la tendencia al desaparecimiento de los internados en los centros de enseñanza superior y universitaria.

 

El 22 de febrero de 1967 el Presidente Constitucional de la República emitió el acuerdo No.444:

 

Considerando: Que de conformidad con el artículo 201, numeral 36 de la Constitución de la República es atribución del Poder Ejecutivo en el campo de salud pública y asistencia social, mantener la salubridad pública y mejorar las condiciones higiénicas del país y los habitantes con la amplitud y la eficacia que la necesidad demande.

 

Considerando: Que de acuerdo con el Decreto Ley No.8, promulgado el 24 de diciembre de 1954, corresponde a la Secretaría de Salud Pública y Asistencia Social sancionar las leyes y reglamentos relativos al ramo así como todo lo relacionado con la educación sanitaria la cual comprende el adiestramiento y capacitación del personal médico auxiliar incluyendo enfermeras, laboratoristas, etc.

 

Considerando: Que el Reglamento General de los Hospitales del Estado, contenido en el acuerdo No.452 emitido por la Junta Militar de Gobierno el 26 de agosto de 1957, dispone que los hospitales debidamente autorizados por el Poder Ejecutivo, podrán establecer secciones especiales encargadas de impartir enseñanza para estudiantes de Enfermería, recomendando y adoptando todas aquellas medidas que a juicio del Director del Hospital, puede mejorar la organización y desarrollo del Depto. de Enfermería.

 

Considerando: Que el Hospital Vicente D´Antoni, que funciona en la ciudad de La Ceiba, ha solicitado a la Secretaría de Salud Pública y Asistencial Social, permiso para la apertura y funcionamiento de una Escuela de Enfermería Técnica con el propósito de mejorar su Depto. de Enfermería y proveer enfermeras profesionales graduadas en el país.

 

Considerando: Que es de utilidad y conveniencia pública acceder a la solicitud presentada por el Hospital D´Antoni, Por Tanto: En uso de sus facultades legales, acuerda:

 

Primero: Autorizar la apertura y funcionamiento de la Escuela de Enfermería Técnica del Hospital Vicente D´Antoni de la ciudad de La Ceiba, departamento de Atlántida.

 

Segundo: Reconocer como títulos oficiales los expedidos por dicha institución, autorizados debidamente por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

 

Tercero: La Escuela de Enfermería Técnica del Hospital Vicente D´Antoni funcionará conforme al Plan de Estudios y Reglamento Interior que serán aprobados por el Ministerio del Ramo.

 

Cuarto: El presente acuerdo entrará en vigencia a partir de esta fecha.

 

Comuníquese.- Oswaldo López Arellano.- El Secretario de Estado en los Despachos de Salud Pública y Asistencia Social.- Dr. J. Antonio Peraza.

 

Posteriormente el 3 de agosto de ese mismo año se emite el acuerdo No.1057 que dice:

 

El Presidente Constitucional de la República, acuerda:

 

1. Cancelar a partir de esta fecha, los efectos del acuerdo No.444 del 23 de febrero del año en curso por el cual se autorizó la apertura y funcionamiento de la Escuela de Enfermería Técnica del Hospital Vicente D´Antoni, de la ciudad de La Ceiba, Atlántida; y 2. Restablecer la vigencia del acuerdo No.709 del 25 de septiembre de 1961, por el que se autorizó la apertura y funcionamiento de la Escuela Profesional de Enfermería del referido Hospital con los mismos derechos y obligaciones. Comuníquese. O. López Arellano. El Secretario de Estado en los Despachos de Salud Pública y Asistencia Social. Dr. J. Antonio Peraza.

 

En el año 1968 la Escuela realizó un simposium para los egresados de la Escuela con el objeto de intercambiar experiencias y darles seguimiento académico.

 

En el año 1969, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras preparó un convenio con el Hospital Vicente D´Antoni y el Ministerio de Salud Pública para mejorar el nivel de conocimiento que se impartía en la escuela, el cual estableció entre otros un programa de asistencia técnica para el funcionamiento de estudios. Este convenio se firmó en 1972 y su contenido fue el siguiente:

 

Convenio entre la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y el Hospital Vicente D´Antoni.

 

Los que suscriben Cecilio Zelaya Lozano, J. Pablo Sánchez y Sor Geraldina Growley, actuando el primero como Rector de la Universidad Nacional Autónoma, el segundo en su condición de Vicepresidente de la Junta Directiva y Representante del Hospital Vicente D´Antoni y la tercera como Directora de la Escuela de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni, por el presente Convenio declaran:

 

Primera: La Universidad Nacional Autónoma de Honduras en vista de que las necesidades nacionales demandan el aumento en la formación de enfermeras y con el propósito de mejorar el nivel de conocimientos que se imparten en la Escuela de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni de la ciudad de La Ceiba, establece un programa de asistencia técnica para el funcionamiento de estudios en el campo de enfermería.

 

Segunda: Para lograr los propósitos enunciados en el número anterior las instituciones y organismos mencionados se obligan a cumplir los objetivos siguientes:

 

a) Estructuración de un programa de asistencia y asesoría por parte de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras para la Escuela de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni de La Ceiba.

 

b) Compromiso por parte del Hospital Vicente D´Antoni para iniciar una reestructuración del Programa de su Escuela de Enfermería.

 

Tercera: Para cumplir lo estipulado en la letra a) de la cláusula segunda: de este Convenio, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, a través de la Facultad de Ciencias Médicas y con la participación activa del Departamento de Enfermería, prestará asistencia técnica y asesoría a la Escuela de Enfermería de La Ceiba, en los siguientes aspectos:

 

1. Evaluación de la Escuela y su programa, para determinar el plan de acción a seguir en base a prioridades de las recomendaciones de la evaluación anterior.

 

2. Elaboración y ejecución de un plan para mejorar la preparación del personal docente tanto de la Escuela de Enfermería del Hospital de La Ceiba, en la UNAH y en el extranjero.

 

3. Planeamiento y ejecución de un programa de asesoría para la Directora y el personal docente de la misma Escuela de Enfermería del Hospital de La Ceiba que estará a cargo del Departamento de Enfermería de la UNAH.

 

4. Elaboración y aprobación de normas para el mejoramiento del programa de la Escuela de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni.

 

Cuarta: Para el logro de lo indicado en la letra b) de la cláusula segunda de este Convenio, el Hospital D´Antoni se compromete:

 

1. A seguir las recomendaciones que resulten de la evaluación conjunta que en el presente año se hará por representantes de las dos instituciones que suscriben este Convenio, con el objetivo de trazar el programa de mejoramiento del nivel académico de la Escuela.

 

2. Las recomendaciones esencialmente cubrirán los siguientes aspectos: Revisión de los objetivos docentes de la Escuela, mejoramiento de los locales en que se imparte la docencia, y administración dentro de las posibilidades económicas del Hospital, estructuración de un programa para personal docente; métodos de evaluación para graduación; mejoramiento de los servicios de biblioteca; mejoramiento de laboratorios para enseñanza y revisión de las normas de la Escuela.

 

Quinta: Con el objeto de lograr los fines de este Convenio, se acuerda entre las instituciones firmantes, el siguiente programa de mejoramiento de la Escuela de Enfermería, así:

 

a) Recomendar un plazo de cinco años a partir de enero de 1973 a diciembre de 1977 para ejecutar las recomendaciones de la evaluación para dar oportunidad a la Escuela de mejorar su programa con la asistencia técnica.

 

b) La Universidad Nacional Autónoma de Honduras, de acuerdo al presente convenio prestará la asistencia técnica y asesoría que se establece en el presente convenio.

 

c) Se elaborará una segunda etapa para el desarrollo del programa después de haberse evaluado los resultados finales de los primeros cinco años.

Sexta: Para los fines del presente Convenio se integrará un Comité Asesor de Enfermería compuesto por la Coordinadora de la Carrera de Enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, la Directora de la Escuela de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni y la Directora del Departamento de Enfermería del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

 

Séptima: El Comité Asesor de Enfermería a petición de la Directora de la Escuela de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni, participará en el planeamiento y evaluación del programa, para la Escuela de Enfermería Vicente D´Antoni, anualmente el Comité Asesor de Enfermeras evaluará el proceso de la ejecución del Plan de Operación.

 

Octava: Este convenio en ningún caso afectará las decisiones de organismos administrativos de la Escuela de Enfermería de La Ceiba que quedarán exclusivamente bajo la decisión y dirección que establezca el Hospital Vicente D´Antoni, pues este Convenio tiene como finalidad lograr el mejoramiento académico de la Escuela. Por consiguiente, las instituciones que lo suscriben, mantendrán autonomía en las decisiones administrativas en todo lo que les compete realizar conforme a este convenio.

 

Novena: Este convenio permanecerá vigente hasta el 31 de diciembre de 1977, después de esta fecha las partes contratantes de mutuo acuerdo formalmente lo revisarán y lo firmarán para la continuidad de la segunda etapa del programa de asistencia técnica para la Escuela de Enfermería del Hospital Vicente D´Antoni.

 

Décima: El presente convenio entrará en vigencia a partir del lo. de enero de 1973 y podrá ser prorrogado por otro período igual, una vez que haya sido evaluado el programa de ejecución y obtenido resultados satisfactorios.

 

Décima Primera: Este convenio puede ser modificado o terminado, por cualquiera de las partes firmantes con aviso por escrito a la otra parte con seis meses de antelación.

 

También el Ministerio de Salud Pública, Asistencia Técnica y la OPS/OMS prestaron asesoría técnica a la Escuela desde su fundación.

 

En 1974, participaron activamente en coordinación con la Región Sanitaria No. 6 brindando atención a la población afectada por el Huracán Fifí. En este mismo año participaron en el Primer Congreso de Enfermería en Honduras realizado en la ciudad de La Ceiba.

 

La Junta Directiva según acta No.316 punto 4, acordó cambiar el nombre de la Escuela por el de: "Escuela de Enfermería Dr. Maurice Campagna" en honor a su fundador.

 

La Escuela contó con personal altamente calificado, egresado de la UNAH y de diversos países.

 

También se destaca la proyección cultural de la Escuela hacia el pueblo ceibeño preparando cuadros de danzas folclóricas, desfile de carrozas con motivo del día de las enfermeras, etc.

En 1976 según acta de la Junta Directiva No.343 punto 8., el Sr. Rafael Garoffalo entregó en calidad de donación las escrituras públicas de la casa a las autoridades del Hospital Vicente D´Antoni, para que este edificio se usara exclusivamente para el funcionamiento de la Escuela y a partir de esa fecha se hicieron modificaciones con la intención de crear mejores condiciones pedagógicas.

 

En 1978 se firmó el segundo convenio con la UNAH, que además de asesoría técnica incluye prestación de servicios.

 

En 1982 el Hospital Vicente D´Antoni decidió el cierre de las actividades académicas de la Escuela por motivos económicos, preocupando seriamente al pueblo hondureño por sus consecuencias futuras. Las fuerzas vivas de La Ceiba comenzaron una campaña interna para que tan importante centro educativo no fuera cerrado; solicitando a la UNAH como rectora de la educación superior ofrecer la alternativa de incorporar al CURLA la Carrera de Enfermería. Fue así que en ese año 1982, dejó de funcionar la Escuela de Enfermería "Dr. Maurice Campagna", adscrita al Hospital Vicente D´Antoni y en enero de 1983 el Consejo Universitario suscribió el convenio de traspaso de la Escuela a la UNAH según consta en el acta No.140.

 

Directores de la Escuela de Enfermería:

 

1. Hermana Mary Ellenice Hardigan 1960-1966

2. Hermana Marie Jamesine 1966-1967

3. Hermana Mariella 1967

4. Hermana Geraldine Mary Crowley 1967-1974

5. Licda. Maritza de Reyes 1975-1982